martes, 7 de julio de 2009

Inkstinto Paternal

El sábado pasado tuvimos chance de hacer de niñeros de los ahijados Marco y Bruno...otro boleto!!. Ambos son unos verdaderos pingos pero se portaron como querubines, con toda honestidad me esperaba yo una serie de demandas, gritos y chillidos por ver a mamá y papá pero entre la televisión y mis burradas pude entretener a Marco (que fué mi tarea principal), Fani mas bien se encargó de Bruno quien no hizo escándalos, salvo que se levantaba a cada rato por que tenía tos :S pero nada de berrear.

Lo pasamos bomba, y aunque nos desvelamos y traíamos la peda del día anterior entre pecho y espalda lo repetiría sin problemas el día que me lo pidan, ser padres un ratito estuvo chingón, solo puedo imaginarme como será cuidar a los propios...Dios dirá cuando vengan los nuestros.


2 comentarios:

Myra Luna dijo...

Oye, como que ustedes ya deberían de poner una Guardería...!

El letrero de la entrada diría:

PIXIE'S DAYCARE
(no subrogada por el IMSS)
*Atención especial a ahijados y Ramiros*

Mike dijo...

Jajajajaja

Es verdad! no estaría nada mal

Jajajajaja