lunes, 29 de junio de 2009

Señales! (o la M. de Night Shyamalan podría ser de Mike)

Debido a cietos requerimientos profesionales, últimamente he tenido que andar mucho en la calle (motivo por el cual no había posteado :P) y lo bonito de esto es que me ha tocado merodear justo por los rumbos que rondaba de pequeño, alguien que lee esto podría saberlo pero seguro que la gran mayoría desconoce que yo en mis años mozos caminaba un montón! no por ejercicio, salud, recomendación, dieta, obligación, ligue ni nada de nada...me encantaba caminar! me salía con algún amigo o con mi primo Carlos y divagábamos mentalmente caminandando por los alrededores de nuestras casas, contando historias, poniéndonos al día, reconociendo el territorio, inventando canciones...lo que hiciera falta.

Dentro de estas andanzas había un lugar que llamaba nuestra atención y que hasta hoy día sigue vigente (la foto es de la semana pasada recién) y todavía al día de hoy sigue despertando las mismas preguntas en mi cabeza:

¿Qué es lo que realmente hacen ahí? ¿tendrá un fin/beneficio legal? ¿que tipo de material tendrán coleccionado? ¿por qué ese nombre? ¿son realmente sus amigos? ¿algun miembro habrá tenido un encuentro cercano? ¿cómo se afilia uno? ¿cómo se les ocurrió? ¿conocen a Mausán? ¿van a sus convenciones? ¿que diría la teniente Ripley? ¿poseerán material inédito? ¿novedoso? ¿secreto? ¿por qué nunca tuve el valor de acercarme y preguntar todo esto? ¿algún día lo tendré?. Les comparto uno de los grandes enigmas de mi vida:



2 comentarios:

Myra Luna dijo...

Siiiii!! Yo ya lo vi!!
Me quedé con todas esas dudas, pero la más importante fue:
¡¿Qué no le da pena a los vecinos tener una mujer así en su colonia? ¿O MIEDO?

Digo, porque ha de estar bien pinche loca, no??? Una cosa es que creas en la existencia de vida extraterrestre (como muchos de nosotros) y otra es que conformes una asociación de amigos de marcianos!!!

Mike dijo...

A mi me daría...morbo!!! jajaja, creo que parte pena y parte miedo, como bien dices, una cosa es creer en la posibilidad de su existencia y otra...decirte su amigo!, esa pinche generación Mausanesca quedó frita del coco.