lunes, 10 de agosto de 2009

Insert Coin



Creo que ya he dicho que estoy convencido que mi PES es alta, mi vida está plagada de coincidencias, deja vus, premoniciones; el 99% de las veces son triviales y me acaba de suceder una "multi coincidencia" y la platico:

1) En una reunión jugábamos Street Fighter y comentábamos con los cuates la nueva (ya ni tan nueva) modalidad de las famosas máquinas de Arcade de ahora que trabajan con tarjetas prepagadas ya no podemos refrirnos a ellas como "Las Coin-Op" (Abreviación de Coin Operated = Funcionan con monedas) que era del argot nerdo freak traumado de cuando yo era chavito.


2) Pocos días después salió el tema retro (en otra reunión con amigos distintos) y se nombraron sitios como Vegas o Chispas (centros de entretenimiento de gran renombre y reconocimiento para los que pasamos los 80's en el puerto de Veracruz), y su mención fué detnonante para comenzar a hablar de nuevo de las famosísimas "maquinitas".


3) Ya en ese tenor, días después comenté con mis padres si ellos recordaban que junto a casa de mis abuelos paternos en Coatepec, Ver. alguna vez pusieron un Arcade y se mencionaron muchas cosas: que si los Domingos molestaba ese ruido cuando uno quería dormir hasta tarde, que si toda mi mesada se me iba ahí, que si invitaba yo "amigos de las maquinitas" a comer a casa, etc, etc.


4) Un par de días después voy caminando, supervisando un volanteo, cuando algo en el piso brilló en el ángulo correcto para fastidiarme una foto...me acerqué para ver de que se trataba y oh sorpresa era una moneda de las que se utilizaban para este tipo de "maquinitas", oxidada hasta el rabo, sabrá Dios cuanto tiempo había pasado en desuso.

Me soprendió que en menos de una seman hubiera yo tenido tantos contactos con el "perdido mundo del Arcade", que entre todo el asfalto, agua, pasto justo la diezmilésima fracción que le quedaba sin oxidar a la moneda brilló en el ángulo que me hizo voltear por ella...no he cumplido mi sueño (y el de miles de adolescentes por seguro) de tener una maquinita en mi casa...algún día.