martes, 23 de diciembre de 2008

Oooootra, oooootra

Inesperada y poco publicitadamente regresó el Sr. Marcovich a La Casona para el deleite de todos los hard core rockers Caifanes lovers del puerto.

Una vez más nos dimos cita los "eternoscaifaneros" Fania y Mike, el "caifándeantañonuevorecurrenteyapuedoentraralacasona" Iván y el "nuncavoyalasdiscosmesaleroñaperomeaguantoporquemamoacaifanes" Diego, todos banda rockera cuadernos doble raya así que no podía haber fallo, se vislumbraba una noche chida.










Alejandro como siempre magnífico, la banda que lo acompañó nuevamente bastante bien y el vocal otra vez decepcionante...perdón pero lo tengo que decir NO ME GUSTA COMO CANTA A CAIFANES ELÍAS, los Caifas son semidioses para mí, me parece ofensivo el trato que les da a sus obras el mentado chamaco ese, pero bueno, es lo que hay, se toma o se deja. En una metrópoli donde son rarísimos los espacios para el buen rock hay que agarrar con veinte uñas esos espacios y disfrutarlos como si no se fueran a repetir. (All hail a Chuck y su Dawson's Saloon, como reza su slogan: "Siempre un tributo ").

El set list me gustó mucho más que la última vez, estuvo más variado, menos hits de radio, más rolas de culto. La velada estuvo de peluche, mucho desmadre, buen cotorreo, risas, baile, canto, brindis, de tocho. Vimos a varios conocidos, incluidos el buen Gasparín y el Poison, banda rocker de las viejas épocas de la primaria y secundaria...dice una canción de Mick Jagger que Old Habits Die Hard...tiene razón.

Alejandro se desquitó del solo de Miedo que calabaceó la última vez y lo mejoró en esta ocasión.

video

Ya al final tuvimos el gran gran gran chance de saludarlo de mano, tomarnos la foto del recuerdo, platicar un segundo con él, agardecerle todos los buenos momentos que sus rolas han musicalizado, pero....para ese momento mi cámara ya no tenía suficiente espacio en la memoria para seguir tomando fotos, todo gracias a varios videos muy largos que filmé de unos bailes en La Negra Tomasa, una euforia rara en Personal Jesus...resumen: Me perdí la oportunidad de subir una foto ahora por grabar tonterías. Sin embargo sí existe evidencia física, la tiene Iván en su celular y apenas cumpla su promesa de enviarme las fotos las estaré tratando de subir para compartir con ustedes.

Pues solo resta dejarles con alguna que otra imágen de ese día, esperemos se sigan repitiendo con frecuencia estos eventos y que se apliquen los cuates organizadores con la promoción de los mismos, hubiera sido una pena perdérselo por falta de información.





2 comentarios:

Myra Luna dijo...

Eso es una buena lección para que la próxima vez que bajes fotos a tu compu, las elimines de la cámara :P jeje...

Por lo menos disfruté mucho la historia de la foto :D

Mike dijo...

¿Sabes que realmente ese no fué el problema?, yo siempre hago eso, soy medio maniático y siempre procuro tener la cámara "vacía" digamos. Sucedió que en esa noche grabé muchos videos tontos en la mejor resolución, cosa que me robó kilos de espacio, y luego ya bien pedo en la obscuridad no atinaba a encontrar el modo de borrarlos...soy un pendejo